Minirevisualización Vía de manosa-6-fosfato: Una revisión sobre su papel en la función y disfunción lisosomal

Las hidrolasas lisosomales se sintetizan en el retículo endoplásmico rugoso y se transportan específicamente a través del aparato de Golgi a la red trans-Golgi, desde la cual se originan las vesículas de transporte para entregarlas al compartimento endosomal/lisosomal.

La explicación de cómo se reconocen y seleccionan con precisión las enzimas lisosómicas sobre muchas otras proteínas de la red trans-Golgi se basa en ser etiquetadas con un marcador único: el grupo manosa-6-fosfato (M6P), que se agrega exclusivamente a los oligosacáridos unidos a N de hidrolasas solubles lisosómicas, a medida que pasan a través de la red cis-Golgi. La generación del marcador de reconocimiento M6P depende de una reacción que involucra dos enzimas diferentes: UDP-N-acetilglucosamina 1-fosfotransferasa y α-N-acetilglucosamina-1-fosfodiéster α-N-acetilglucosaminidasa.

Los grupos M6P son entonces reconocidos por dos receptores transmembrana M6P independientes, presentes en la red trans-Golgi: el receptor M6P independiente de cationes y / o el receptor M6P dependiente de cationes. Estas proteínas se unen a hidrolasas lisosomales en el lado lumenal de la membrana y a adaptinas en el ensamblaje de capas de clatrina en el lado citosólico. De esta manera, los receptores M6P ayudan a empaquetar las hidrolasas en vesículas que brotan de la red trans-Golgi para entregar su contenido a los endosomas que finalmente se convertirán en lisosomas maduros, donde las hidrolasas liberadas recientemente pueden comenzar a digerir el material endocido.

El proceso descrito anteriormente se conoce como la vía dependiente de M6P y es responsable del transporte de la mayoría de las enzimas lisosomales.

Esta revisión sintetiza el conocimiento actual sobre cada una de las principales proteínas involucradas en la vía dependiente de M6P. También se abordarán las deficiencias en esta vía, destacando los trastornos de almacenamiento lisosomal asociados a la pérdida de función de la GlcNAc-1-fosfotransferasa: mucolipidosis tipo II y III.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.