La Ley Limón (Lemon Law) y los automóviles nuevos

Si su carro resultó ser un limón – es decir, un vehículo con problemas repetitivos e irremediables, usted podría recibir un reembolso parcial o incluso hasta el reemplazo de su vehículo. Aquí le contamos cómo.

En Estados Unidos se estima que cada año hay 150,000 autos (o el 1% de los vehículos nuevos) que resultan ser limones. Por limones o lemons se entienden aquellos autos nuevos que tienen problemas repetitivos e irremediables. Cada estado ha promulgado algún tipo de “Ley Limón”, Lemon Law en inglés, para ayudar a los consumidores que han quedado varados con alguno de estos vehículos defectuosos.

Sin embargo, para poder beneficiarse de estas leyes, usted necesita saber qué situaciones califican a un vehículo como limón y cómo obtener un reembolso o un reemplazo de su automóvil.

¿Qué califica como limón?

Para calificar como limón según la mayoría de las leyes estatales, un automóvil debe:

  1. Tener un defecto sustancial cubierto por la garantía, que ocurrió dentro de un cierto período de tiempo o cantidad de millas después de que se compró el automóvil.
  2. Y no ser haber podido ser reparado después de un número razonable de intentos (de reparación).

En la mayoría de los estados, la Ley Limón solo aplica para vehículos nuevos, sin embargo, puede haber alguna excepción.

Defectos sustanciales según la Lemon Law.

Un defecto sustancial hace referencia a un problema cubierto por la garantía que afecta el uso, el valor o la seguridad del automóvil, por ejemplo, fallas en los frenos o la dirección. Los defectos menores, como las perillas de radio sueltas y defectos en las manijas de las puertas no entran en la definición legal de defecto sustancial. Como con la mayoría de las definiciones legales, la línea entre un defecto menor y un defecto sustancial no siempre es clara. Algunas condiciones no tan obvias, como trabajos de pintura defectuosos u olores molestos, han llegado a ser considerados defectos sustanciales en la corte.

En todos los estados, el defecto sustancial debe presentarse dentro de un periodo de tiempo determinado o dentro de un cierto número de millas. El defecto no debe haber sido causado por el uso y abuso del vehículo o el uso anormal del mismo.

Intentos de reparación.

Usted debe ser consiente que se debe permitir al distribuidor o fabricante realizar un número razonable de intentos para solucionar un problema sustancial antes de que su automóvil sea considerado un limón. Por lo general, debe cumplir con uno de los siguientes estándares para estar protegido por una ley Limón estatal:

  • En caso de tratarse de un defecto de seguridad grave, por ejemplo, que involucre los frenos o la dirección, debe continuar existiendo después de un intento de reparación.
  • Si el defecto no es un defecto de seguridad grave, debe no haber podido ser arreglado después de tres o cuatro intentos de reparación. Este número varía según cada estado.
  • Si el auto está fuera de servicio por cierto periodo de tiempo – generalmente 30 días en el lapso de un año – a causa de uno o más defectos sustanciales cubiertos por la garantía, es probable que su vehículo se ajuste a la definición de Limón.

Obtener un reembolso o la sustitución del vehículo.

Si su carro cumple con los requerimientos de la Ley Limón de su estado, usted tiene el derecho a obtener un reembolso o incluso la sustitución total del vehículo por parte del fabricante. Aunque el proceso para obtener esta solución es diferente en cada estado, en todos se debe notificar al fabricante del defecto antes de comenzar. Si no se le ofrece un acuerdo satisfactorio, la mayoría de los estados requieren que se someta a un arbitraje antes de ir a corte.

Preparándose para un arbitraje bajo la Ley Limón.

Los fabricantes utilizan una serie de diferentes programas de arbitraje. En muchos casos, el fabricante seleccionará el programa por usted. Si se le da la oportunidad de elegir, probablemente será más conveniente elegir un programa estatal de agencias de protección al consumidor (state consumer protection agency), en lugar de un programa interno del fabricante o un programa de arbitraje privado.

Programa BBB Auto Line de la Ley Limón.

El sistema Better Business Bureau (BBB) administra un programa gratuito de resolución de controversias, llamado BBB Auto Line, para ayudarle a resolver una disputa dentro de la Ley Limón. El proceso para establecer un acuerdo es voluntario, y, de proceder su caso, usted puede proceder con el arbitraje en cualquier momento. El programa lo guiará en cada paso del camino, incluida la recopilación de documentación, la negociación de un posible acuerdo y la navegación dentro del proceso de arbitraje.

Consumidores que proporcionan documentación sustancial y evidencias tienden a tener mejores resultados que aquellos con evidencia insuficiente para respaldar sus afirmaciones. Los tipos de documentación que pueden ser de ayuda incluyen:

  • Folletos y anuncios sobre el vehículo (el fabricante deberá ser coherente con sus afirmaciones).
  • Registros de servicio del vehículo que muestren la frecuencia con la que se llevó el automóvil al taller mecánico.
  • Además, cualquier otro documento que demuestre sus intentos de conseguir que el concesionario reparara su vehículo.

Es importante tomar seriamente el proceso y estar lo más preparado posible.

Encontrar la Lemon Law en su estado.

Aunque la mayoría de las Leyes Limón de cada estado se aplican solo a vehículos nuevos, algunos estados tienen leyes que también cubren autos usados. Le sugerimos verificar la definición de “auto nuevo” en la Ley Limón de su estado. Para encontrar la Ley Limón de su estado, visite el sitio web de Autopedia, el sitio web de Lemon Law America o el sitio web de las Leyes Limón estatales de la Línea Automática de BBB.

Algunas leyes, por ejemplo, cubrirán un automóvil que fue comprado con una cierta cantidad de millas en el odómetro. En otros, la Ley Limón se aplica a los automóviles usados que aún estaban cubiertos por la garantía original en el momento de la compra.

Sus derechos dependerán de las leyes del estado donde viva o donde se compró el automóvil.

Hable con un abogado.

Si tiene preguntas sobre la Ley Limón de su estado y cómo se relaciona con su situación particular, considere hablar con un abogado de protección al consumidor para recibir información personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.