Blog

.

estás loco, Laerte? Esta pregunta fue hecha a la caricaturista Laerte Coutinho en una entrevista con Folha de S. Paulo, en 2010. En ese momento, estaba comenzando a hacer pública su transición de género que ya estaba explícitamente presente en su trabajo.

a partir de entonces, pasó a ser personaje de reportajes sobre transgénero, siendo retratada por la gran prensa, sin profundización de los debates, como causante de polémicas, un hombre vestido de mujer y otros estereotipos. Por otro lado, se ha convertido en una especie de heroína de la causa trans en algunos medios alternativos, donde el tema ha sido más desarrollado.

esta cobertura fue analizada en una investigación de maestría defendida en el Departamento de Antropología de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH), en noviembre de 2016. El autor, Tulio Heleno de Aguiar Bucchioni, utilizó dos recortes de publicaciones entre 2012 y 2015: prensa hegemónica (periódicos brasileños de gran circulación) y medios alternativos (portales, blogs y medios ligados a derechos humanos).

en la ocasión, Laerte era un hombre de más de 60 años, con una novia mujer, en un proceso de transición sin intenciones de someterse a cirugías. Bucchioni dice que vio la oportunidad de plantear un debate calificado sobre el género: “Había allí una persona pública experimentando una desconexión entre el sexo biológico, la identidad de género y el deseo sexual”.

según el investigador, su objetivo era entender cómo los diferentes medios pueden o no contribuir al debate de género en Brasil. Bucchioni refuerza:”no fue una investigación sobre Laerte, sino sobre cómo los medios representaron ese proceso en el que ella públicamente fue afirmándose como una mujer transgénero y viviendo una serie de entendimientos sobre sí misma”.

esta comprensión fue progresiva. Laerte comenzó como crossdresser (hombre que viste ropa de mujer, pero no es necesariamente homosexual), pasando después a entenderse como travesti, mujer transgénero, hasta denominarse actualmente una mujer social o una mujer posible. “Ella creó ese término, no es una cosa de la academia. En Antropología, buscamos trabajar con los conceptos de nuestros interlocutores. Partimos de esas categorizaciones de ellos y buscamos entender cómo ellos mismos articulan eso”, aclara el antropólogo.

Baño Femenino

el caso del baño – en el que Laerte fue reprendida al utilizar el baño de mujeres en un restaurante, fue uno de los abordados en la encuesta. Para el antropólogo, la gran prensa trató a la caricaturista como la causante de la polémica. “Ella pasó de víctima de una prohibición a sujeto de una polémica”, evalúa.

el investigador observó que la gran prensa cubrió el episodio privilegiando discursos cisnormativos y heteronormativos, caracterizando a Laerte como un hombre que se viste de mujer, por ejemplo. “Ella fue tratada como una causante de problema, siendo hasta asociada a la pedofilia. La gran prensa repercutió mucho esa noticia, pero no la problematizó”, explica.

aquí vale una explicación: los Términos cisnormatividad y heteronormatividad se refieren a la idea de que ser cisgénero o heterosexual es algo normal o natural, en detrimento de otras sexualidades e identidades de género, además de aspectos de la vida social de estos grupos.

Bucchioni evaluó que hay un discurso naturalizado en la gran prensa, en el que hay una asociación entre personas transgénero y una supuesta anormalidad. “Las materias de los medios hegemónicos caracterizaban a Laerte como alguien que se viste de mujer solamente. Y la transgénero se resumía a eso, específicamente como un hombre que se viste de mujer”, aclara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.